El diseño y la seguridad son importantes en nuestros proyectos, y la puerta que os mostramos es un buen ejemplo. Cambiamos la puerta antigua, por esta, de PVC Kömmerling, con cerrojo automático con hasta cuatro puntos de anclaje. Además, en su parte inferior, lleva una solera que evita la entrada de aire y suciedad al interior de la vivienda.

Este diseño, además, permite la entrada de luz natural al el recibidor. Un trabajo, en Segur de Calafell, del que en Montol nos sentimos orgullosos.

En la imagen vemos la puerta que hemos instalado en una vivienda privada en Reus, que presenta diversas características. La primera es que está hecha de PVC, con color que imita la madera. La segunda es que el cristal es de seguridad. Finalmente, tiene un sistema automático con tres puntos de cierre. Se trata, pues, de una puerta aparenmente sencilla, pero con características que ofrecen una gran calidad y seguridad, dos de los objetivos con los que trabajamos en Montol en todos nuestros productos, incluidas puertas y ventanas de PVC.