Ejemplo de toldo motorizado

Ejemplo de toldo motorizado

La motorización de los toldos, especialmente los que tienen dimensiones considerables, supone una gran comodidad. Os presentamos una instalación reciente, en Tarragona, en una terraza grande y soleada. Podéis ver en el vídeo cómo funciona.

Renovación de toldo corporativo

Renovación de toldo corporativo

Ejemplo de renovación de toldo corporativo o comercial, en el que el color es un elemento clave, al combinar el color de la tela con el de la fachada.

Telas para toldos cada vez más eficaces

Telas para toldos cada vez más eficaces

Telas para toldos

El avance tecnológico en la confección de tejidos y telas para toldos permite disponer de telas diferentes en función de su uso y de las características que necesitemos. Nuevos tejidos permiten una mejor protección solar y un control térmico más eficaz, lo que permite ahorro de energía. Todo ello, además, acompañado de soluciones estéticas para integrar estos tejidos en el entorno.

No se necesita el mismo tipo de tejido para un toldo exterior, que para una cortina interior. Para el exterior, se necesitan tejidos pensados para soportar las duras condiciones del exterior: sol, lluvia viento, polución… Los tratamientos de los tejidos dan respuesta a los entornos más exigentes, garantizando un rendimiento excelente. Son necesarios tejidos que permitan el mantenimiento del color, solidez frente a la luz y los agentes atmosféricos, resistencia a la putrefacción, estabilidad dimensional, resistencia a la rotura, resistencia a la contaminación, impermeabilidad…

En Montol trabajamos con las mejores marcas para poder ofrecerte la solución más adecuada a tus necesidades, basada en los últimos avances en materiales y tecnologías textiles.

Toldos comerciales: Imprescindibles en cualquier plan de marketing

Toldos comerciales: Imprescindibles en cualquier plan de marketing

Andamos por la calle y buscamos una tienda o un restaurante. ¿Cómo localizamos el local que nos interesa? Si el local en cuestión tiene un buen toldo con su imagen de marca, la localización es muy fácil. El toldo señala, da visibilidad, aumenta nuestra imagen de marca, da valor añadido a nuestro establecimiento. El toldo es, pues, una potente herramienta de marketing que debemos tener muy en cuenta. 

Cuando decidimos instalar un toldo en el exterior de nuestro establecimiento debemos tener en cuenta varias cosas. Si pedimos consejo a expertos, nos dirán que instalemos un toldo atractivo, que proteja del sol y de inclemencias meteorológicas, que se integre bien en el entorno (la fachada del edificio, por ejemplo) y que, sobre todo, haga lucir a nuestra marca, que permita una localización rápida de nuestro local, y que sea fácilmente identificable. Deberemos tener en cuenta cuál es el diseño de nuestra marca, cuál es nuestro color corporativo… En definitiva, deberemos establecer cuál es el mejor modo de difundir nuestra marca y, a la vez, hacer que el toldo cumpla su función protectora.

Las ciudades son una selva, especialmente en las calles más comerciales. Una instalación de toldos adecuada nos permitirá destacar en la selva de marcas y locales que hay en todas las ciudades. Son una pieza básica para afianzar nuestra imagen de marca.

Toldos en terrazas

Si, además, nuestro negocio es una cafetería, un restaurante o un bar con terraza, el toldo o la pérgola que instalemos supone una extensión de nuestro local, por lo que deberemos tener en cuenta, además de ofrecer una buena imagen de marca, el confort de nuestros clientes que opten por consumir en el exterior de nuestro local.

Con los toldos, en definitiva, tenemos una herramienta muy potente que nos ayuda a mejorar nuestro negocio. En Montol tenemos mucha experiencia acumulada y podemos asesorarte para que puedas tomar una buena decisión en consonancia con la estrategia de marketing de tu empresa.

Las cosas que hay que saber para acertar en la elección de un toldo

Las cosas que hay que saber para acertar en la elección de un toldo

A la hora de concretar un proyecto para la instalación de un toldo, debemos tener en cuenta muchas variables. Su utilidad, su función, su orientación… Enumeramos aquí algunos factores que son esenciales antes de tomar una decisión:

1.- Utilidad: ¿Para qué queremos el toldo?

No es lo mismo un toldo para una ventana que pare el sol de la mañana o de la tarde, que en un balcón o terraza para darnos sombra, o para ofrecernos una mayor intimidad. Las dimensiones cambian y el tipo de toldo y de tela a utilizar, también.

2.- Dimensión: ¿Qué medidas debe tener el toldo?

Cuanta más superficie debamos cubrir, mayor debe ser el toldo y, por lo tanto, mayor debe ser la infraestructura necesaria. En función de la climatología –el viento, principalmente­– podemos elegir entre poner un gran toldo o dividirlo en dos de medianos. O podemos optar por una pérgola, más que por un toldo de brazos.

3.- Lugar: ¿Dónde lo instalamos?

Ventanas, balcones, terrazas, jardines… Cada lugar requiere de una solución concreta y a menudo podemos elegir entre varias opciones, en función de las necesidades.

awning against blue sunny sky

4.- Orientación: ¿Dónde está el sol?

El punto cardinal hacia donde esté orientado nuestro balcón, o ventana, o terraza es un elemento clave. El toldo debe protegernos del sol durante el mayor tiempo posible. Cuando baja el sol, si nuestro toldo está orientado a poniente y no baja, no nos será útil si no disponemos de brazos que permitan que el toldo actúe de forma horizontal, por ejemplo. 

5.- Seguridad: ¿Qué viento dominante tenemos?

El toldo es una superficie expuesta al viento, factor que debemos tener muy en cuenta, y más si la superficie de la tela es amplia. En función de la orientación y del viento dominante, podemos optar por instalar refuerzos, o sensores que detecten el viento y nos plieguen el toldo automáticamente. Existen soluciones que nos permitirán prolongar la vida útil de nuestro toldo.

6.- Clima: ¿Llueve mucho?

Igual que el viento, la lluvia afecta también a nuestro toldo. En función del régimen de lluvias de nuestra zona, podemos elegir un tipo de tela u otro, ya que las hay que tratan la humedad mejor que otras. Por el contrario, si nuestra zona es más seca y, por lo tanto, el sol es más fuerte, también debemos tenerlo en cuenta a la hora de elegir la tela.

7.- Utilización: ¿Manual o mecánico?

¿Vamos a abrir y cerrar muy a menudo nuestro toldo? La opción de mecanizar el proceso es adecuada, ya que un simple apretar un botón de un mando a distancia nos hará el trabajo que, si es manual, implica cierto esfuerzo.

8.- Estética: ¿Qué color elijo?

Para gustos colores, pero a la hora de elegir debemos tener claro si el color que nos gusta combina bien con el de la fachada o con los marcos de las ventanas o barandillas del balcón. Elegir bien es importante, porqué el toldo se convertirá en un elemento cotidiano de nuestro hogar y si no acertamos vamos a sufrir durante mucho tiempo.

9.- Convivencia: ¿Qué tipo de vivienda tenemos?

No es lo mismo pensar en un toldo en una vivienda aislada que el de un edificio comunitario o una urbanización. A menudo existen normas que buscan una uniformidad en el edificio donde vivimos, lo cual limita nuestras posibilidades y hay que pedir permiso.

10.- Precio: ¿Qué presupuesto tengo?

Todas las variables mencionadas conducen a un presupuesto, que puede variar mucho en función de la elección que hagamos.En Montol trabajamos nuestros proyectos adaptándonos a las necesidades del cliente y aconsejamos la mejor opción en función de cada una de las variables que hemos citado.