Toldos y lluvia

Toldos y lluvia

Terrazas de planta baja, Áticos o jardines.
Una de las preguntas más frecuentes de los clientes cuando quieren instalar un toldo o una pérgola en su terraza es: ¿Puedo usar el toldo cuando llueve?
Es una pregunta interesante, y la respuesta es que debemos explicar muy bien lo que hay que hacer. La relación de los toldos con la lluvia es difícil y complicada, Incluso más que con el viento.
En Montol trabajamos principalmente en la zona de Tarragona, conocida por por los grandes vientos que se producen durante todo el año, y nuestros clientes conocen muy bien los efectos que provocan en su vida personal. Los efectos de la lluvia, al ser más escasa en la zona, son más desconocidos.

El cambio climático está haciendo aumentar, en estos últimos años, la virulencia de la lluvia y la gran cantidad de litros por metro cuadrado caídos en muy poco tiempo. Uno de los últimos ejemplos lo tenemos con la tormenta “Gloria”, que hizo estragos, especialmente con la lluvia (dell viento hablaremos en otro artículo).

Ante la amenaza de lluvia intensa, hay que tomar precauciones. Existen sensores que retiran el toldo en caso de lluvia

Los toldos que se instalan en terrazas suelen ser de brazo extensible, superiores a 2,50m. de salida o de pérgola tipo “palillero”. Acostumbran a salir con poca pendiente para aprovechar al máximo la superficie de la terraza. Las pérgolas tipo “palillero”, sin embargo, suelen Instalarse planas.
Nuestros clientes siempre nos hacen la misma pregunta: ¿aguantará la lluvia? Respuesta: Depende de la lluvia. Sé que no es una respuesta lo suficiente clara, pero Debemos debemos fomentar en nuestros clientes los sentidos del respeto y la prudencia.

Una lluvia tranquila pero constante nos permite el uso del toldo extensible, aunque vigilando mucho la posible acumulación de agua en la parte central de la lona, ​​que es lo que nos indicarà el límite del producto en cada Instalación.

En el caso de las pérgolas con toldo “palillero”, debemos vigilar del mismo modo, pero la resistencia es bastante superior a la del toldo extensible, ya que dispone de una estructura de aluminio con unas costillas que refuerzan la lona.

Los problemas importantes vienen con los grandes aguaceros por sorpresa y que la actual climatología nos ofrece. Estos aguaceros, que en poco tiempo dejan caer litros a granel, son la principal amenaza en estos tipo de toldos. La acumulación de agua en estas estructuras provoca importantes destrozos y deformaciones, tanto en la lona como en la misma estructura.
Actualmente, los sistemas de motorización de Somfy ayudan a estar más tranquilos en caso de lluvia. Motorizar el toldo y poner un sensor nos puede ayudar a minimizar accidentes.
En resumen, hay que disfrutar al máximo de la terraza, pero vigilando los aguaceros.

Mantenimiento y limpieza de toldos

Mantenimiento y limpieza de toldos

Los toldos están en la intemperie y, por lo tanto, necesitan de mantenimiento para conservarlos limpios y garantizar una larga duración.

Algunos consejos a seguir, muy básicos:

  • Recoger el toldo siempre en caso de lluvia, viento y nieve.
  • Si nuestro toldo se ha mojado, esperar a que se seque antes de recogerlo. En caso contrario, puede aparecer moho en la superficie.
  • No forzar el toldo al recogerlo. Si cuesta recogerlo es probable que haya algo que lo obstruya, que hay que quitar.
  • En caso de averías o de alguna rotura, lo mejor es acudir a los profesionales.
  • Es aconsejable hacer una revisión anual del toldo, o antes o después del verano. Es la mejor forma de prevenir un posible deterioro que conel tiempo puede convertirse en irreversible.
  • Para conservar la intensidad del color de la tela, que con el sol pierde viveza, es bueno seguir una rutina periódica de limpieza.
  • El polvo, los pájaros… El toldo tiene sus enemigos. Es bueno pasar la aspiradora por la tela para eliminar estos elementos, y hacerlo antes de que llueva. En cualquier caso, hacerlo con el toldo seco.

Para limpiar un toldo, además de acudir a profesionales, podemos utilizar un cepillo con cerdas suaves o una esponja, y una cantidad pequeña de jabón neutro. No hay que utilizar nunca lejía, que afectaría al color.

A menudo, la dimensión de la superficie del toldo hace que tenga zonas inalcanzables, por lo que es conveniente utilizar un palo largo donde anclar el cepillo y la esponja y, de este modo, trabajar con mejor comodidad y poder acceder a toda la superficie.

También es importante limpiar las zonas metálicas, para evitar su degradación. En caso de los mecanismos automáticos, no debemos manipularlos y acudir siempre a los profesionales, para evitar desperfectos irreversibles.

¿Qué tipo de toldo debo instalar?

¿Qué tipo de toldo debo instalar?

Instalar un buen toldo en una terraza puede reducir hasta 10 grados la temperatura del hogar. Esto implica un ahorro en el consumo de aire acondicionado, que en algunos casos puede llegar al 80%. Las ventajas de un buen toldo son en términos de calidad de vida y económicos. La cuestión es: ¿Qué tipo de toldo puedo instalar?

La respuesta no es sencilla ni precisa: Depende.

Depende de si debemos instalar un toldo en la terraza, en un balcón, en un patio o en una ventana; de la orientación de tu casa, del tamaño necesario… En cualquier caso, en Montol aconsejamos la mejor opción según cada caso y nos adaptamos a tus necesidades.

En ventanas, por ejemplo, los toldos de punto recto son ideales, y garantizan protección solar y una buena ventilación.

En balcones y terrazas con barandilla metálica, los modelos tipo Stor tienen brazos que permiten adaptar el toldo a las circunstancias. Son toldos tipo telón, con brazos abatibles que se fijan a la barandilla. Si el balcón o terraza tiene barandilla de cristal o de obra, estos brazos han de ser articulados (sin fijar a barandilla).

Estos toldos para balcones o terrazas pueden ser con cofre o sin él. El mecanismo del cofre protege la tela del toldo, además de su estructura. 

Otro factor a tener en cuenta es la posibilidad de motorizar el toldo. Además de una mayor comodidad, el toldo motorizado permite la posibilidad de instalar sensores que, al detectar viento o lluvia, cierran el toldo automáticamente. 

Finalmente, en patios y jardines exteriores, lo ideal es una pérgola. Si tu patio dispone de unos 20 metros cuadrados de superficie en el exterior, la pérgola permite instalar un toldo más grande y aprovechar más el espacio. 

La elección del tipo de tela, el diseño o los colores son otros factores a tener en cuenta y de los que hablaremos en un próximo artículo.En Montol te aconsejamos y te servimos las mejores marcas para que tu toldo tenga la máxima calidad y prestaciones. 

Toldos palilleros

Toldos palilleros

Toldos pensados para cubrir pérgolas, especialmente adecuados para exteriores con jardín. Permiten obtener grandes superficies de sombra.

Toldos con cofre

Toldos con cofre

Los toldos con cofre permiten ser “guardados” cuando no se utilizan. Esto permita que tengan una vida más larga, ya que las telas quedan protegidas del sol, la contaminación y los elementos meteorológicos.

Paravientos

Paravientos

Toldos pensados y fabricados para proteger del viento en salidas exteriores, como balcones, terrazas o salidas de jardín.